“Eslava” Rte. Sevilla


Había quedado con unos amigos para comer ese día y ante el boom de turistas que padece últimamente la ciudad, tomé precauciones y llamé para reservar a media mañana, sin problema alguno. Llegué sobre las 14:45 al restaurante y como es costumbre, todas las mesas altas fuera estaban ocupadas, la barra del bar hasta arriba, y sin embargo el restaurante, aunque no es muy grande, tenía alguna mesa libre en ese momento, curioso! 

El local es pequeño, decorado de forma clásica, aunque se ve moderno al mismo tiempo y seguro que no hace mucho que se ha renovado, aunque lleve una infinidad de años abierto. Mesas para 4 personas correctas, ni grandes ni pequeñas y separadas unas de otras de forma holgada. Mantel blanco hasta los pies y cubre del mismo color y algunos cuadros en las paredes. A resaltar, que aunque tenga un ventanal grande dando a la calle, este no deja ver de fuera a dentro y si de dentro a fuera, lo que es de agradecer para los comensales, en mi modesta opinión.

Los empleados todos de uniforme clásico y ya con una trayectoria en el local, mucha experiencia y curtidos en la hostelería. Quizás falté algo de frescura y sabia nueva para combinar bien ese aire tradicional con ese toque moderno que transmiten en los últimos tiempos.

Tomamos unas cervezas y yo mi copa de La Ina de siempre y me ofrecen Tio Pepe, también muy habitual, al no disponer de mi primera opción…Y de nuevo me traen la copa servida desde dentro de cocina, sin ofrecerme ver la botella ni el servicio de llenado de la copa. Ya he perdido la cuenta de en cuantos locales llevo viendo esto!. Además posteriormente nos la cobrarán a 3,20.-€ dicha copa, y solo os digo que la botella no llega a 6,00.-€ en algún lineal, imaginaros en distribución lo que le ha costado al restaurante…ahí lo dejo.

No disponen de wifi para los clientes. El pan típico de pueblo, algo tosco en tamaño y simplemente correcto en sabor, nada especial. La carta es pequeña, pero está bien estructurada, echo en falta algún pescado más, tras consultarlo con el camarero, y comentarnos pocas opciones, 2-3 a lo sumo, y de estilo únicamente a la bilbaína, a la sal y otro más que no recuerdo.

Pedimos todo a compartir. Empezamos por las 3 tapas recomendación de la casa, 2 de ellas dice la carta que con premios en la feria de la tapa, “mi cuit de foie”, correcto, “Un cigarro para Bequer”, que nos deja un poco indiferentes, y “Yema sobre bizcocho”, que está bastante rica, y hasta mojamos el pan en su salsa, muy sabrosa. También pediremos la corvina a la bilbaína y el Solomillo de buey al ajo quemado acompañado de unas patatas en puré muy ricas, la primera no es de mis pescados predilectos, pero reconozco que está correcto, y la segunda lo pedimos poco hecho ante la pregunta del camarero y así lo traen, y está bastante bueno, tierno y fácil de cortar y llevártelo a la boca.

La carta de vinos no es nada del otro mundo y con precios bastante altos, suficiente en tamaño pero muy poca imaginación. Pido un vino que me gusta bastante y eso que es el blanco más barato de la carta, Barbazul, de la provincia de Cádiz y del que tuve el placer de conocer y recibir una invitación a probarlo del dueño de la bodega en el restaurante El Campero de Barbate el pasado verano y aunque de un aroma y sabor muy especiales y quizás algo complicados para el común de los mortales, a mí me gusta y reconozco que su relación calidad/precio es inmejorable, en tienda. En El Eslava, y a 16,50.-€ estamos hablando de casi un 400% de diferencial, ya que el vino nos les debe salir por más de 4-5 euros la botella. Una barbaridad, ya que el servicio de vino es prácticamente inexistente, y es algo en lo cual, necesitan mejorar de forma urgente.

Para los postres pedimos a compartir y unos cortados, en concreto Sokos y Helado de Turrón y aquí debo decir que nos parecieron exquisitos, muy bien hechos y presentados. También comentar que la vajilla utilizada para las tapas es muy moderna y estilosa, la cubertería aunque buena, parece algo más clásica, y en cuanto al cristal, las copas de vino difieren mucho del resto y están en consonancia al servicio de vino ofrecido, punto negativo y del que me repito, necesitan mejorar.

Conclusión: El sitio tiene una merecida fama desde hace muchos años en Sevilla y últimamente está siempre entre los primeros puestos en Tripadvisor. En cuanto a la calidad de su producto estoy de acuerdo en que es bastante bueno, debiendo mejorar en subir un poco las cantidades de los platos y tapas, e incrementar la profesionalidad del servicio de vino y carta en mesa, muy deficientes y bastante caro para lo ofrecido. El personal aunque correcto, no hace el servicio mejor, simplemente lo hace de forma correcta, no llegando a ser excelente. De ahí que no le dé puntuación más alta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s